RadioEnVivo
Cuéter quiere una Asamblea más integrada con la ciudadanía
octubre 6, 2017
El domingo no hay mañana para Yankees y Red Sox
octubre 7, 2017
Mostrar Todo

Órbita Política de John Zamora – viernes 6 de octubre

Quítate tú, pa’ ponerme yo: ahora sale Barrios y vuelve a entrar Toncel

Y ahora es Wilson Toncel el que regresa al Concejo, y el que sale es Carlos Barrios. La pugna por la cuarta curul de Cambio Radical volvió a registrar una decisión judicial, y le corresponde de nuevo a Lewis Montero, presidente de la entidad, acatar la decisión.

En esta oportunidad es la Corte Suprema de Justicia la que revocó la tutela que permitió a Carlos Barrios regresar al Concejo, y en consecuencia ahora se deberá emitir un acto administrativo para asignarle la curul a Toncel.

El ahora concejal Wilson Toncel recibió la noticia en Bogotá, donde se encuentra adelantando estudios de especialización en la Universidad Javeriana, estará en clases este viernes y sábado, y espera reasumir la curul el domingo.

En este caso se han presentado sucesivas situaciones jurídicas que han determinado la entrada y salida alternada de Barrios y Toncel.

 

Mercado de lágrimas

Lo vi y no lo creí. Me recordó a mi abuelita, fanática de las novelas mexicanas, y también del programa “La carabina de Ambrosio”, donde parodiaban las ridículas escenas donde los protagonistas se retorcían llorando por situaciones absurdas, en una famosa sección llamada “Mercado de lágrimas”. Así es el video donde Musa Besaile expone con extrema ridiculez a su familia, minutos antes de su entrega a la Policía en Montería. ¡A lágrima tendida muestra a los hijos, y el hilo conductor lo lleva su esposa, defendiendo a un “hombre bueno y padre ejemplar”, como era obvio esperar que dijera! ¡Qué ridículo y qué equivocación! Si esa es la estrategia jurídica, nos espera un verdadero “culebrón”, como se le dice en las notas de farándula a los novelones de televisión.

 

Corte escucha a Cáceres

Por estos días el exsenador Javier Cáceres tiene una importante cita en la Corte Suprema de Justicia, a donde irá a explicar su visión de la corrupción de los falladores en la sala Penal de esa institución. Por muchos años, y a través de su revista la Injusticia”, Cáceres ha denunciado que se paga para absolver o para condenar, y que se le ha torcido el pescuezo a la ley para hacer de la parapolítica un instrumento para acicalar la imagen de la Corte y perjudicar a enemigos políticos. En sus cuentas, hay 75 condenados, de los cuales 50 serían inocentes. Eso sí, Cáceres aclaró que la cita no es para pedir beneficios personales. Recordemos que fue procesado y condenado, y desde entonces libra una batalla para limpiar su nombre y denunciar anomalías.