RadioEnVivo
Chawala y los Reynaldistas se suman a Quinto Guerra
abril 11, 2018
Declaran nulo acuerdo del alcantarillado pluvial por no contemplar vigencias futuras
abril 11, 2018
Mostrar Todo

Sequía e ineficiencia pasan factura a acueductos municipales

 

No solo la sequía está afectando a los acueductos municipales de Bolívar. También bajo recaudo de la facturación, costos o deudas por energía eléctrica, costo de insumos químicos, despilfarro de agua o insuficiente capacidad técnica de los operarios.

Así quedó evidenciado en un debate adelantado en la Asamblea Departamental, donde el gerente de Aguas de Bolívar, Miguel Torres Scaff, lamentó que pese a la infraestructura entregada en algunos municipios, la prestación del servicio está restringida o es insuficiente. A esto se suma la temporada de sequía, que ha disminuido el caudal y la capacidad de las fuentes de agua que abastecen los diferentes municipios y sus corregimientos en especial en el norte del departamento.

Los municipios que están siendo afectados por desabastecimiento y sequía son, San Cayetano en San Juan Nepomuceno, Ballestas en Turbana, Loma arena en Santa Catalina, Arroyo hondo, Zipacoa en Villanueva, Hato viejo en Calamar y San Jacinto.

Estos municipios y corregimientos han sido atendidos con carrotanques entre los meses de diciembre de 2017 y marzo de 2018, sin embargo para la gerencia de Aguas de Bolívar la solución definitiva que se plantea es, en San Jacinto y San Juan Nepomuceno, la construcción del sistema de acueducto que beneficiará a ambas poblaciones, así como el de Arroyo Hondo que beneficiaría a los corregimientos de Sato, Pilón y Hato Viejo, al igual que el acueducto de Turbana.

Para conocer el estado de los acueductos del departamento, la situación de desabastecimiento de agua potable a causa del intenso verano por el que atravesaba el departamento, las acciones que se están implementando para solucionar la situación y cómo las alcaldías están administrando los acueductos; el diputado Jorge Redondo adelantó este debate.

Asimismo los diputados Frank Ricaurte, José Hilario Bossio, Carlos Fernández y Elkin Benavides, solicitaron igualmente la presencia de la Oficina de prevención del riesgo de desastres y de los alcaldes de los municipios que han presentado problemas como San Juan Nepomuceno, Maríalabaja y Arjona.

 

Frente a los municipios que presentan problemas en la operación de los acueductos, se informó que en esta situación se encuentran los de Calamar, Mahates, San Pablo, San José de Playón, la pista y Matuya en Marialabaja, Capaca en Zambrano, San Cristóbal, Turbaco, Cicuco y San Fernando. Para esto se dejó claro que las alcaldías municipales están en la obligación de hacer cumplir los contratos establecidos con los operadores, para garantizar la continuidad y la calidad del servicio.

Finalmente anunció que para atender las afectaciones de los sistemas de acueductos, derivadas de fenómenos o desastres naturales se dispone de $4.214 millones, provenientes del sistema general de participaciones, de regalías y del sistema general de participaciones de los municipios vinculados al Plan Departamental de Agua.

Ante esta proposición en la sesión plenaria de esta mañana, se desarrolló el debate con la presencia del secretario de hábitat Jorge Valle, el gerente de Aguas de Bolívar Miguel Torres y el jefe de la oficina de prevención del riesgo de desastres Hugo Benítez.

Tras la presentación del informe, el diputado Jorge Redondo resaltó que se haya avanzado en la cobertura con agua potable en las cabeceras municipales, sin embargo manifestó su descontento por la cobertura en los corregimientos, ya que la corporación se ha manifestado en múltiples oportunidades frente a este aspecto, así como en la calidad del agua.

Por otra parte, quiso saber cómo se han solventado la necesidad  de agua potable en municipios como Mahates, Calamar, Maríalabaja, Cicuco y Talaigua. Igualmente el costo de los acueductos para los corregimientos, ya que a su juicio se invierte más en atender la emergencia que en lo que podría ser la solución definitiva.

Finalmente recalcó en la importancia de aclarar que no se ha llegado a algunos municipios del departamento ya que las alcaldías han asumido la responsabilidad del desabastecimiento con la disposición de carrotanques.

A su vez el diputado Jorge Rodríguez destacó el avance de la cobertura en agua potable, gracias a la implementación del Plan Departamental de Agua, que permite mejorar las plantas de acueductos, encargarse del servicio de saneamiento básico y la disposición final de los residuos, sin embargo considera importante realizar un plan de choque por parte del departamento para capacitar y reorganizar las empresas operadoras de los servicios, ya que el objetivo es la sostenibilidad en la prestación de los servicios para no perder las infraestructuras y dejan sin cobertura a los pobladores.

A su turno el diputado Frank Ricaurte quiso saber si en los municipios existen consejos municipales de gestión de riesgo, ya que considera importante las recomendaciones que se deben realizar en materia de salud cuando llega el verano que afecta la salud de los bolivarenses, especialmente en el municipio de Santa Catalina y sus corregimientos, dada las circunstancias de la ESE de ese municipio se encuentra en riesgo alto.

Consideró que desde el Gobierno departamental se debe revisar qué se está haciendo para atender las posibles emergencias y sí están siendo informadas todas las dependencias que tienen injerencia en los casos que se puedan atender y realizar los esfuerzos necesarios para tener a la población atendida.

Para el diputado Elkin Benavides era importante solventar las dudas de todos y cada uno de los diputados, por su parte quiso saber frente al tema del acueducto de Juanarias en el municipio de Magangué si la parte eléctrica estaba consagrada en los diseños del acueducto, ya que a juicio del diputado se estaba invirtiendo más en la fase de diseños, dejando de lado la ejecución de los proyectos. Además de eso, sí se han realizado diagnósticos frente a los inconvenientes que presentan los acueductos de algunos municipios.

El diputado Víctor Mendoza creyó que el negocio de la salud es el mismo que se evidencia en los operadores que prestan el servicio de agua potable, ya que no hay quien responda debidamente por la administración del servicio. De la misma manera enfatizó que la responsabilidad recae sobre los municipios pero se le está transfiriendo al departamento.

Por otra parte quiso saber cuáles son los entes que vigilan a los operadores especializados en la operación de los acueductos, especialmente en el de Arjona y cómo se puede tener un balance completo para analizar sí el servicio es viable financieramente. Finalmente propuso una audiencia pública en el municipio de Arjona para definir responsabilidades y alternativas de mejoramiento en la prestación de los servicios.

Entretanto el diputado Andrés Montes manifestó que los recursos se están invirtiendo bien y mal, especialmente en el municipio de Mompox, ya que ha mejorado la calidad del agua, pero no se han mejorado las redes de acueducto, ya que en la disposición final del agua, esta llega contaminada, en el mismo sentido el volumen del agua de acuerdo al crecimiento de la población del municipio en especial en época de semana santa o festival de jazz.

Aprovechó el espacio para solicitar la intervención del tanque elevado del corregimiento de Las Boquillas en el municipio de Mompox, que tiene un número considerable de pobladores, y este se encuentra a punto de caerse.

Finalmente el diputado Ignacio Becerra tomó el espacio para manifestar que tras un año de ejecución del alcantarillado del municipio de Córdoba, esta obra no ha sido entregada, desencadenando un problema de salud pública en el municipio, razón por la cual solicitó una solución urgente para esta problemática.