RadioEnVivo
A falta de pan – Opinión de César Pión González
octubre 9, 2018
Aniversario conservador llega en un momento especial en Cartagena
octubre 9, 2018
Mostrar Todo

Órbita Política de John Zamora – Martes 9 de octubre de 2018

Un taurino rescatado

Juan Carlos Gossaín siempre fue aficionado de tendido a las corridas de toros, varias veces lo ví en la plaza y con cierta frecuencia hablábamos de toros antes de que fuera gobernador. Después tuvo un periodo “anti”, tal vez mal influenciado por antitaurinos, y hasta promovió una consulta antitaurina y anticorralejas que no quedó en nada, salvo las erogaciones para efectuarla, tal como los advertimos.

Pues el tiempo pasó y las aguas volvieron a su cauce, y el ahora exgobernador fue visto el pasado domingo en la mismísima plaza de las Ventas de Madrid, el “Vaticano” del toreo, asistiendo a la corrida de rejones con Diego Ventura. Como dicen los españoles “enhorabuena” por este taurino rescatado.

 

Ojo con la enfermedad del poder

Están en mora las facultades de Derecho de Cartagena, que tanto abogado gradúan cada año, de hacer un estudio juicioso sobre la aplicación del derecho público en Cartagena.

El procurador un día quita alcaldes, luego demanda elecciones, luego ordena suspender viajes de funcionarios y, en fin, en la práctica ha instaurado un co-gobierno desde el Ministerio Público.

La Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez parece que dijo “epa, bacana la vaina” y también decidió co-gobernar. En sus trinos de este lunes, en la práctica le ordenó al alcalde separar del cargo al director de Distriseguridad. El funcionario entendió el mensaje y renunció.

Ojo con la enfermedad del poder, hay que tener claras las competencias legales de cada cual, pues en esas decisiones la facultad nominadora del alcalde, o el derecho a elegir de los cartageneros en otros casos, están en serio entredicho.

A ver si tanta facultad de Derecho nos ayuda a aclarar las cosas.

Ni baila ni da barato

“Me da un barato” le decía un caballero a otro para solicitarle que le dejara bailar con su pareja. Ante la negativa, se decía: ni baila ni da barato.

Esa parece ser la filosofía de Funcicar, el brazo cívico-político de las empresas más poderosas de Cartagena.

Se cansaron de pedir que hubiese pluralidad de oferentes en los procesos contractuales de la Alcaldía, en el caso de las contrataciones directas con Edurbe.

Y ahora que la gobernación de Bolívar hace eso, privilegiar las licitaciones y propiciar pluralidad de oferentes, tampoco les gusta.

Funcicar emitió un comunicado donde critica a la Gobernación por abrir una licitación para contratar “la organización, operación, y ejecución logística de las acciones tendientes a la preparación de los deportistas para la participación de los Juegos Nacionales 2019”.

No les gusta que se exigiera que el oferente tuviese alguna vinculación con Anato o con Iata, entidades de reconocida seriedad, esto con el propósito de dar mayor garantías a la hora de ejecutar el contrato.

Malo si contratan directo, malo si contratan por licitación. Por eso, ahí va otro refrán: “cógeme ese trompo en la uña”.

Este es el comunicado de Funcicar:

La Gobernación de Bolívar contratará por mil millones de pesos “la organización, operación, y ejecución logística de las acciones tendientes a la preparación de los deportistas para la participación de los Juegos Nacionales 2019”. Este proceso se realiza por medio de una licitación pública con número LIC-SP-001-2018, la cual fue abierta el pasado 6 de septiembre del año en curso.

Funcicar a través del programa Vigila Cartagena presentó observaciones a la administración departamental tendientes a que se garantizara la pluralidad de oferentes y se fortaleciera el estudio del sector, uno de los documentos de planeación necesario para establecer los requisitos financieros, organizacionales y técnicos del proceso.

Una de las observaciones giró en torno a que la Gobernación de Bolívar exigió a los proponentes, tener vinculación a asociaciones gremiales como ANATO (Asociación Nacional de Agencias de Viaje) y la IATA(Asociación del Transporte Aéreo Internacional), las cuales  son entidades que representan, defienden y promocionan los intereses generales del turismo, pero no es un requisito que determine la calidad, mejor precio, o capacidad del contratista para prestar los servicios de logística requeridos. La administración departamental argumentó que era necesario que la empresa tuviera vinculación con estas asociaciones para generar “confianza al consumidor” y garantizar “la idoneidad” del oferente.

La licitación pública solo tuvo un proponente, el cual según el informe de evaluación preliminar cumple todos los requisitos por lo que es posible que el próximo 10 de octubre le sea entregado el contrato. Vigila Cartagena advirtió a la Gobernación de Bolívar, a través de observaciones, y luego en la audiencia de aclaración de pliegos, que el requisito de vinculación gremial podría ser un limitante para que más empresas pudieran participar de este proceso, sin embargo la entidad no aceptó las observaciones.

“Consideramos oportuno elaborar requisitos precisos que garanticen la calidad de los servicios a contratar, sin que estos restrinjan la pluralidad de oferentes. El requerimiento que hizo la Gobernación de Bolívar pudo haber sido ponderable y no habilitante, es decir, otorgar más puntos a quien lo cumpliera pero no excluir de participar a quien no lo cumpliera. Entre más empresas participen, habrá mayores ofertas y de esa forma se podrá seleccionar la mejor”, señaló Funcicar.

Esta contratación, al igual que toda la inversión que se realiza para los Juegos Nacionales de 2019 es objeto de control social por parte de Vigila Cartagena, que desde este año 2018 hace monitoreo permanente a la transparencia con la que se ejecutan estos recursos públicos, especialmente los macroproyectos de ciudad.