RadioEnVivo
¡No lo acepto! – Opinión de Yolanda Wong Baldiris
julio 8, 2019
Sorprendente lista de ASI a Concejo de Cartagena
julio 9, 2019
Mostrar Todo

Demoledor triunfo de Alaphilippe

(letour.com).- El ciclista francés Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) rubricó una excelente gesta en la región de la Champagne para apuntarse la tercera etapa de su vida en el Tour de France y vestirse con su primer maillot amarillo. En lugar de esperar a una meta en repecho de Épernay, cuyo perfil convenía a su punta de velocidad, el galo rompió la baraja con un ataque en torno a 20 kilómetros de meta para marcharse en solitario. El pelotón llegó a 26” encabezado por Michael Matthews (Team Sunweb) y Jasper Stuyven (Trek-Segafredo).

176 corredores tomaron la salida en la tercera etapa del Tour de Francia 2019 a las 12:19. Tras un inicio bastante peleado, en el kilómetro 7 se conformó una escapada de cinco corredores con Stéphane Rossetto (Cofidis), Tim Wellens (Lotto-Soudal), Paul Ourselin (Total Direct Energie), Yoann Offredo (Wanty-Gobert) y Anthony Délaplace (Arkéa-Samsic). Pese a que Wellens, el mejor colocado en la general, estaba situado a sólo 1’09” del hasta hoy líder Mike Teunissen en la general provisional, la ventaja de la escapada creció hasta los 6’15” registrados en el kilómetro 76 de etapa mientras en el pelotón Jumbo-Visma controlaba con Tony Martin. Cuando se registró esta diferencia máxima, Deceuninck-Quick Step unió esfuerzos con el conjunto neerlandés en la tarea de tirar del carro.

La cabalgada de Wellens

Los últimos 50 kilómetros de etapa acumulaban cuatro cotas puntuables, una no puntuable y un repecho final muy duro hasta la meta de Épernay. A 48 del final, cuando la escapada contaba con 2’20” de ventaja, Tim Wellens arrancó para dejar atrás a sus compañeros de fuga, que fueron absorbidos a 30 de meta. La cabalgada en solitario del belga fue un hueso muy duro de roer para el pelotón: cuando restaban 20 kilómetros para meta mantenía 1’10” de ventaja pese a los esfuerzos de Deceuninck-Quick Step o Astana Pro Team. Sin embargo, acabó por ser cazado en la cima de la Côte de Mutigny (3ª, km 199).

El ataque de Alaphilippe

Precisamente en la Côte de Mutigny (3ª, km 199) desató las hostilidades Deceuninck-Quick Step. Dries Devenyns endureció desde el pie de la subida y Julian Alaphilippe atacó en su cima. Nadie pudo seguir su ritmo, si bien Mikel Landa (Movistar Team), Michael Woods (EF Education First), Max Schachmann (Bora-Hansgrohe) y Alexey Lutsenko (Astana Pro Team) trataron de hacerlo y le persiguieron varios kilómetros. El galo construyó una ventaja de 40” que mantuvo frente al empuje de Team Ineos, Team Sunweb y el resto de equipos interesados por forzar la llegada masiva. No lo consiguieron.