RadioEnVivo
Serranía de San Lucas: habrá concertación y no imposición
octubre 7, 2017
Partido Verde prorrogó por un mes suspensión a Angélica Hodeg
octubre 8, 2017
Mostrar Todo

Los puentes de las migajas – Opinión de Álvaro Royo

Los puentes de las migajas – Opinión de Álvaro Royo desde Xiamen

Por Álvaro Royo (Especial para Revista Zetta).- (Xiamen – china).- Estaba mirando en la Revista Zetta y en el canal Youtube, bueno, y tambien en Facebook, la puesta en funcionamiento de los puentes de plástico reciclado en el barrio Boston de Cartagena y al ver las declaraciones de Teremar Londoño (hermana del Alcalde encargado) pensé que estaba viendo una escena de Macondo, realismo mágico y a la vez trágico.

Parece que tienen bien claro nuestros dirigentes que a las comunidades más necesitadas de Cartagena jamás se les puede dar mucho, hay que darles muy muy poco pero al mismo tiempo hacer que parezca mucho. O a mí me lo tendrían que explicar de otra manera o en otro idioma para que yo pueda entender ¿dónde está el gran impacto de estos puentecillos en estas comunidades que adolecen de todo?

¿Cuál de sus problemas más urgentes va a solucionar la comunidad del barrio Boston con estos puentes que le van a ayudar a cruzar esos caños de aguas estancadas y mal olientes que solo hacen su vida más indigna?

De repente yo no lo alcanzo a entender, por eso pido que alguien me lo explique porque yo lo comparo con el estado de un paciente con un cáncer que ha hecho metástasis y el médico le da de tomar una aspirina.

Sus casas fueron mutando hacia varios materiales. Primero de plástico y cartón, luego de madera, y ahora ya son de cemento y ladrillos…

Eso es el barrio Boston, fundado hace unos 50 años por las carencias de terrenos y viviendas dignas de comunidades necesitadas y a la cual la dirigencia de Cartagena siempre les ha dado la espalda, barrio que posee una ubicación privilegiada en el ombligo de Cartagena, rellenado a punta de baldes de tierra y escombros a la ciénaga de la Virgen, y que gracias a sus líderes, esos sí que hicieron mucho con poco, aun sobreviven con todos sus problemas, que no son pocos, tampoco.

Estos líderes que durante 50 años, sin ayuda de un ingeniero un arquitecto y mucho menos un urbanista, trazaron sus calles, rellenaron hasta donde los escombros les alcanzaron y le dieron forma a lo que allí vemos hoy.

Y luego viene la hermana del Alcalde con estudios de Arquitectura y una hoja de vida impecable a mostrar unos puentecitos de casas de muñecas como obras de alto impacto.

Esto si es un chiste es de los malos y bastante trágico.

Uffff

¿Yo es que me pregunto si esto de verdad se lo creen? o ¿dicen esto solo porque saben que hay muchísima gente que se los cree?

Si estos puentecitos los hubieran hecho las comunidades eran muy dignos de aplausos.

Pero uno, de estas personas tan cerca de nuestros dirigentes como que espera muchísimo más, gestionar recursos en miles de millones con la empresa privada y con el gobierno nacional, para darle a la gente de estas comunidades una solución a sus problemas de inseguridad, desnutrición infantil, insalubridad, mejoramiento de vivienda, salud, empleo etc. Todos de extrema urgencia en una comunidad que siempre ha necesitado de todo.

Me queda otra pregunta, si estas son las obras de alto impacto por favor díganme cuáles son las de impacto medio o poco impacto. No me las puedo imaginar.

 

Thinking

Realismo mágico o realismo absurdo pero es muy evidente que nuestra dirigencia tiene asumido que las comunidades necesitadas de Cartagena tienen que seguir así. Creen que cuando bailan es porque están felices.

De repente no se han puesto a pensar (nuestros dirigentes) que cuando en Boston o en Olaya están bailando al son del picó o del equipo de sonido, no es sino para olvidarse un poco de esa tragedia en que se han convertido sus vidas, es bailar para olvidar que no tienen nada, bailar para olvidar que están necesitados. ¡Bailar para olvidar que tienen hambre ellos y sus hijos! Bailar y poner la música duro para que la escuchen nuestros dirigentes y a ver si de alguna manera los oyen y los ven, es su manera de gritarles y decirles ¡Joder! ¡Aquí estamos, por favor ayúdennos!

¡Es con verdaderos proyectos de alto impacto que se ayuda a estas comunidades, no con esas migajas!

¡Un abrazo!

 

Alvaro Royo

[email protected]

www.alvaroroyo.com

0086-13559231344