RadioEnVivo
El pico y placa de William Dau – Opinión de John Zamora
noviembre 16, 2019
Hay 92 en carrera por el cargo de Personero y 40 por Secretario del Concejo Distrital
noviembre 22, 2019
Mostrar Todo

¿Qué te pasa Pedrito? – Opinión de Álvaro Royo desde Xiamen

Por Álvaro Royo (Especial para Revista Zetta).- (Xiamen – China).- Querer en el último suspiro de su mandato, 45 días, sacar adelante un proyecto que tocará el bolsillo a todo el que quiera pasar por el barrio de Manga por 30 años, es una putada de magnitudes gigantescas para la ciudad y con proyecto que claramente beneficia a una empresa privada, a la Sociedad Portuaria, que no está mal, pero que la paguen ellos, ¡¡¡joder!!!

Hasta el día de ayer era de los que creía que al alcalde Pedrito Pereira le estaba yendo bien, y que con su manera de gobernar pragmática y sin enfrentamientos políticos públicos, o por lo menos enfrentamientos pero a nivel de Guerra Fría, había traído orden y sensatez a la administración,  pero ya ciertas dudas y nubarrones me empiezan a dar vueltas en el coco, y también curiosidad de saber cuáles son sus verdaderos intereses al querer meternos los dedos en la boca, o mejor en el bolsillo, con ese proyecto para la Sociedad Portuaria maquillado con el nombre de Quinta avenida de Manga.

Y es que hay una fobia generalizada en Cartagena en lo que tiene que ver con la financiación de obras públicas con peajes, el sentimiento de rabia e impotencia cada vez que te ves obligado a pagar para moverte en tu propia ciudad, es equivalente a que tengas que pagar para entrar al cuarto donde duermes en tu casa, o depositar una moneda para abrir la nevera de tu casa, por ejemplo.

Tantas benditas formas de financiar una obra en una ciudad que tiene el potencial de Cartagena y solo se le ocurre a los que deciden, a los que mandan, hasta el 31 de diciembre, vale decir, que la única forma de seguir financiando obras en la ciudad es con los espantosos y temidos peajes, limitadores de movilidad, de desarrollo, progreso y calidad de vida.

Y ahora sale el Alcalde Pedrito a defender el proyecto con el flojo y falto de sustancia argumento que no son peajes si no puestos de control, ¡vaya pal carajo! y que solo te van  a cobrar en un solo sentido, es el equivalente a que no te va a pasar nada, que no te la van meter dos veces sino solo una vez, pero eso sí, cada vez que pases por ahí.

Podría uno entender que solo te van a cobrar una sola vez y nunca más, pero es solo un juego diabólico de palabras del alcalde encargado ¿una vez en la vida? ¿Una vez al año? ¿Una vez al mes? ¿Una vez al día? ¡No, pendejo! Una vez cada vez que pases por ahí.

Y no es Pedrito un alcalde que haya vivido en otro barrio, Pedrito es del Barrio de Manga de toda la vida, allí fuimos vecinos y no fueron pocas las fiestas de juventud donde coincidimos, en el barrio de Manga, o las veces que nos encontramos comiendo perros y hamburguesas donde Alberto al frente de su casa, también en el barrio de Manga, ese mismo barrio que ahora quiere joder por 30 años, no lo entiendo, realmente no lo entiendo.

También dice que se generarán miles de empleos directos, cosa que igual pasaría si la obra se financiara con donaciones de la Unión Europea por ejemplo, o si la paga la Sociedad Portuaria en un 80 %  y lo otro por Valorización a todo el barrio, se generarían los empleos igual pero la ecuación sería más equitativa teniendo en cuenta los verdaderos beneficiarios del proyecto, que no es precisamente el barrio si no el muelle de contenedores que ya no pertenece a la ciudad sino a particulares que lo hurtaron de noche y a escondidas.

En ultimas si no se integran al proyecto la solución del puente Jiménez, las Palmas y Román, solo estamos corriendo el problema un par de kilómetros más adelante, pero no solucionándolo.

Cuando un presidente es elegido siempre se nota una inclinación a beneficiar a su región con grandes  obras e irradiarla con recursos que repercutan en su desarrollo y no son pocos los proyectos que se cuentan al terminar su administración; en una escala menor sucede lo mismo con un alcalde, tiende a notarse su mano benefactora en su barrio de origen durante su administración, todos se alegran porque el elegido es uno de los nuestros; pues no, en el caso de Pedrito es bien diferente y extraño, se le ve feliz y contento escogiendo vías jurídicas por dónde metérsele a este esperpento, y seleccionando el tipo de azote con que piensa zamparle a los vartageneros, y en especial a los de su barrio, el barrio de Manga, latigazos diarios y sin pausas durante 30 años, y levantando el brazo y sosteniendo con propiedad su argumento para idiotas «No se preocupen, no son peajes, son puestos de control y solo te cobrarán en un solo sentido» y decía Abraham Lincoln que con la opinión pública a favor no se puede fallar, y que falla monumental está teniendo Pedrito en estos momentos, puede sabiamente dejar quieto ese proyecto para que sea la Alcaldía entrante la que determine qué hacer con él y quedar como un alcalde encargado legal, que hizo las cosas por el bien de la ciudad, o puede de malas maneras y con la ciudad y el Concejo en contra meterle ese gran sapo al barrio de Manga, su barrio, y a toda Cartagena, y ¡además ser recordado para siempre entre nosotros con odio y resentimiento detestable como el autor intelectual, material y mezquino de tamaña barbaridad!

Pero nos quedará el pírrico consuelo que solo nos meterán un solo latigazo durante 30 años, solo una vez, pero solo una vez cada vez que pasemos por ahí.

Como siempre allí está mi email al pie de página para los que quieran escribirme sus opiniones acerca del tema y con mucho gusto les responderé

¡Un abrazo!

Álvaro Royo Bárcenas

[email protected]

www.alvaroroyo.com

0086-13559231344